El mouse es un dispositivo que pasa desapercibido más de lo debido, los usuarios de ordenadores están tan acostumbrados a su uso que no caen en la cuenta de la importancia que tiene, hasta que tienen que adquirir uno.

Es entonces cuando caen en la cuenta de la gran variedad de dispositivos mouse que existen, los diferentes tipos y las diferentes potencialidades que tiene cada modelo. El ratón es el modo que tiene el usuario de interactuar con la interfaz.

La historia del ratón se remonta hasta la década de los 60 en la Universidad de Stanford, en EEUU, y posteriormente la empresa Xerox lo adaptó a un dispositivo que es el origen de los dispositivos que encontramos hoy día en el mercado.

Los dispositivos de Xerox eran muy caros para el consumo masivo, pues tenían un precio que rondaba los 500 dólares. Steve Jobs, junto a un equipo de ingenieros de Apple, tomó como prototipo el modelo de Apple para crear uno mucho más accesible para los consumidores, pues se vendían en el mercado entre los 10 y los 35 dólares.

En la actualidad, y debido a la gran variedad de modelos existentes, sobre cuánto cuesta un ratón, podemos encontrar dispositivos mouse a precios inferiores a 10 euros y otros modelos que superan los 100 euros, y entre estas dos cantidades, modelos para todos los gustos y todas las características.

Tipos de ratón y evolución de los dispositivos mouse

Curiosamente, unos 10 años antes de que se diseñaran en Stanford los primeros dispositivos, las fuerzas armadas de Canadá en colaboración con varias universidades y empresas privadas crearon un dispositivo para enviar los datos de los radares a través de un trackball, una especie de “mouse” en el que, para poder mover el cursor, bastaba con girar una bola ubicada en el dispositivo.

Antes incluso de que llegaran los ratones de Xerox, a mediados de los 70, la empresa alemana Telefunken lanzó un modelo de mouse que tenía una pequeña esfera de goma en el interior, responsable del registro de coordenadas. En realidad, el dispositivo formaba parte de los propios computadores, pero se consideró como el primer ratón comercializado de la historia.

Ya en los años 70, Xerox comenzó a lanzar computadores al mercado que incluían interfaces gráficas basadas en el uso del ratón. En 1983, Apple creó su primer modelo de mouse, que acompañaba al ordenador Lisa. Este ratón, en lugar de usar una bola de goma, incluía una esfera de metal, durante casi 20 años, el modelo de ratón con un solo botón fue el estándar para todos los de la empresa.

Durante los años 80 y 90 los ratones de bola fueron los más comunes entre los usuarios. A finales de los años 90, concretamente en el año 1999, apareció el primer mouse óptico. Uno de los primeros ratones ópticos de la historia fue el ratón IntelliEye de Microsoft , funcionaba sobre cualquier tipo de superficie y superaba en prestaciones a los ratones mecánicos del momento.

La principal diferencia entre un ratón óptico y un ratón mecánico es que el ratón óptico sustituye la esfera del ratón mecánico por un sensor óptico que permitía que el dispositivo no acumule suciedad. Los ratones mecánicos, si no se ensucian, son muy precisos y muy eficientes, pero en cuanto se ensucian un poco pierden mucha sensibilidad.

Como el resto de los accesorios de informática, el mouse no ha dejado de avanzar en los casi 50 años desde que se creó. Pocos años después de que aparecieron las ratones ópticos, una nueva innovación fue la llegada del ratón láser, que tenía como novedad la tecnología láser, es decir, se sustituía la luz LED infrarroja por un rayo láser.

Los ratones láser presentan como ventaja frente a los ratones ópticas su mayor precisión. Mientras que los ratones ópticos llegan a los 800 ppp, los ratones láser funcionan por encima de los 2000 ppp. Ppp es un acrónimo que significa puntos por pulgada, en inglés en DPI (dots per inch) y se corresponde con la cantidad de señales que envía el ratón por distancia recorrida, en este caso pulgada.

Además de los ratones mecánicos y los ratones ópticos o láser, en el mercado existen los que se conocen como ratones optomecánicos. El ratón optomecánico en informática es un tipo de mouse de pc en el que el movimiento se traduce en señales de dirección a través de una combinación de medios ópticos y mecánicos.

La porción óptica incluye pares de diodos emisores de luz LED y sensores de búsqueda. La parte mecánica consiste en ruedas rotatorias dotadas de muescas, similares a las de los ratones mecánicos.

La innovación en cualquier caso no termina con los ratones láser, en la actualidad algunos modelos de ratones incorporan giróscopos, un dispositivo que permite que no sea necesario utilizarlos sobre una superficie física y plana. Estos ratones sólo requieren algunos movimientos para que el cursor se mueva, reduciendo de esa manera el cansancio por arrastrar el mouse durante todo el momento.

Otra innovación son los llamados mouses 3d, que están desarrollados especialmente para la edición y la navegación de imágenes en tres dimensiones, aunque no se limitan solamente a ese tipo de uso. Los nuevos modelos de ratón son cada vez más novedosos, por ejemplo, para los gamers son más apropiados los ratones láser con alta cantidad de DPI, y son interesantes también los nuevos efectos que generan sensaciones como, por ejemplo, hacer que el dispositivo vibre al estar el cursor sobre algún elemento gráfico.

En el caso de los usuarios, dependiendo de la actividad profesional, la ocupación al uso que se le vaya a dar al ratón, será más apropiado apostar por un tipo u otro. Entre los diferentes tipos de ratón, para un usuario medio que no sea aficionado a los videojuegos o que no tenga que utilizar aplicaciones gráficas o multimedia de gran relevancia, es suficiente con un ratón óptico USB.

Tipos de ratones según su categoría

Los ratones mecánicos son los menos comunes en la actualidad, fueron sustituidas por los ratones ópticos a principios de este siglo, se muestran muy precisos si no se ensucian, pero sólo son apropiados para un usuario medio no profesional.

Los ratones ópticos ya los hemos venido comentando, el único punto a tener en cuenta con los ratones ópticos es que necesitan de alfombrilla, porque sobre ciertas superficies o muy pulidas puede provocar ciertas interferencias con la pantalla. Los ratones láser son un tipo especial de ratón óptico y después encontramos ratones optomecánicos, ratones con giróscopos  y ratones 3D.

Otro modo de diferenciar los ratones es atendiendo a la presencia de cables o no. Si el ratón va conectado al ordenador con cable o bien si es inalámbrico, los mouse inalámbricos o wireless pueden conectarse a través del ordenador mediante tecnología Bluetooth, radiofrecuencia o WiFi. El ratón inalámbrico puede ser a su vez recargable mediante pilas o baterías o bien conectarse al ordenador a través de un receptor con un puerto USB.

Otras clases diferentes de dispositivos mouse son las trackball y los touchpad. Los touchpad ratón pero que funciona a través de tecnología táctil.

Algunas marcas ofrecen touchpad externos, que son dispositivos táctiles muy apropiados cuando el tamaño del monitor es de grandes dimensiones, aunque no es un accesorio de computadora muy expandido en el mercado, sí tienen cierta utilidad para algunas funciones. Existen touchpad con y sin cable.

Las trackball no son, en realidad, un ratón al uso, sino una bola de seguimiento, un dispositivo apuntador compuesto por una bola incrustada en un receptáculo (ratones, touchpad, mandos para videojuegos), el receptáculo contiene sensores que detectan la rotación de la boda en dos ejes.

Cuál es el mejor ratón para cada usuario

El tipo de ratón más adecuado para cada usuario va a depender del uso que le demos a este periférico. En internet existen tutoriales para elegir qué modelo es el más adecuado así como establecimientos de venta online donde buscar y establecer una comparativa entre estos y otros productos relacionados con la informática y los pc.

Un valor que ha de ser muy tenido en cuenta es el de la ergonomía, que hace referencia a que el dispositivo tenga una forma adaptada a la muñeca y que no cause molestias tras horas de uso. Un tipo de ratón que está alcanzando mucha fama en los últimos años por sus propiedades ergonómicas es el ratón vertical, que permite que durante el trabajo la muñeca adopte su posición natural. Existen además, ratones verticales para zurdos.

En cualquier caso, si no se dispone de ratón vertical, otro elemento que puede mantener una función similar son los reposamuñecas, que permiten que las muñecas sufran menos durante el trabajo frente a un ordenador.

Un tipo de ratón muy común son los ratones mini, ratones portátiles o ratones de viajes. Son ratones de pequeño tamaño, que pueden tener cable o no o ser retráctil, conectarse al ordenador mediante un puerto USB y que se pueden transportar prácticamente a cualquier lugar. Los ratones mini los comercializan varias marcas (Microsoft, Trust, X7, NGS, Steelseries…) y son un elemento del que no debe prescindir cualquier usuario de ordenador.

Uno de los modelos más destacados desde nuestro punto de vista es el Microsoft Arc Touch Wireless, es un ratón programable de Microsoft con un diseño elegante y de pequeño grosor, que parece frágil pero que es altamente resistente y preciso. Otras empresas como Trust, Logitech, Apple o Steelseries no incluyen gama Arc, pero si cuentan con ratones igualmente competitivos.

Como ocurre con todos los productos de consumo masivo, también existen ratones personalizados, se trata de ratones de todo tipo (ópticos, láser, inalámbricos…) que se personalizan con cualquier motivo (una foto de familia, tu equipo de fútbol preferido, una imagen de Hello Kitty o Juego de Tronos, etc.).

Existe como vemos una gran variedad de tipos diferentes de ratones, elegir el que más se adapte a nuestras necesidades como usuario puede ser todo un reto.