En muchas ocasiones, los usuarios de ordenadores le prestamos menos importancia de la que debe al ratón, que es un periférico que pasa desapercibido más de lo que debería. El ratón es el modo de comunicarnos con el ordenador, con la interfaz gráfica, y ofrece mayores prestaciones que los touch pad, que ejercen la misma función.

Un ratón para un ordenador es el elemento equivalente a un volante en la dirección de un coche, resulta imprescindible de ese modo que sea fiable y preciso.

Ratón láser, olvídate de los ratones mecánicos

Hasta hace unos años, los ratones tenían en su interior, en su parte trasera, una pequeña bola que era el elemento que permitía dirigir los movimientos del ratón. Los buenos ratones mecánicos eran muy precisos y presentaban ventajas frente a los ratones inalámbricos, pero tenían como inconveniente que en el espacio de la bola acababa entrando polvo y recudiendo su precisión y fiabilidad.

Los ratones ópticos, que incluyen un sensor óptico en lugar de una bola para dirigir los movimientos solventan este inconveniente de la acumulación de polvo y además ofrecen mayor cantidad de ppp (puntos por pulgada, el número de señales que envía el ratón por pulgada recorrida), hasta 800 ppp. El único punto a tener en cuenta con este tipo de ratones es que sobre determinadas superficies pulidas o con colores brillantes, los ratones ópticos causan movimientos nerviosos sobre la pantalla, por lo que se recomienda el uso de una alfombrilla.

Los ratones láser son los modelos más innovadores, son ratones ópticos que trabajan con un rayo láser. Son más sensibles y precisos, la tecnología óptica se sustituye por un láser con resoluciones de 2000 ppp, por lo que la ganancia en precisión es muy elevada. Son modelos recomendados para diseñadores gráficos y para gamers.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un ratón láser

Básicamente existen tres requisitos los que se deben tener en cuenta a la hora de comprar un ratón láser para pc. El precio, el uso que se le va a dar y la ergonomía.

El precio es un factor limitante, es decir, debemos marcarnos un presupuesto máximo al que estamos dispuestos a llegar por el ratón. Obviamente, es lógico que cuanto más caro sea el modelo mayores prestaciones tendrá, pero existen modelos con una relación calidad-precio competitiva y no siempre es necesario realizar una gran inversión. En el mercado existen ratones láser por unos 50 ó 60 euros que son bastante fiables.

El uso que le damos al ratón también es importante, porque no va a necesitar un ratón con las mismas prestaciones un diseñador gráfico que alguien que únicamente utiliza ordenadores a nivel de usuario. Para éste último, un ratón óptico es un producto más que suficiente.

La ergonomía hace referencia a la forma del ratón. Un ratón es ergonómico si se adapta a la forma de la mano y al usarlo durante largos periodos de tiempo continuados no genera ningún tipo de molestia. Todos los ratones láser deben ser ergonómicos, pues son periféricos pensados para ser utilizados durante muchas horas.

Subir