El mouse o el ratón es un periférico al que le damos menos importancia de la que tiene. Mucha gente cree que usando el touch pad es suficiente, pero lo cierto es que un buen mouse es un accesorio mucho más eficaz que cualquier touch pad del mercado.

Vivimos en la era de los dispositivos portátiles, y los aspectos referidos a la pantalla son fundamentales, aunque sea una pantalla con tecnología táctil. El mouse es una forma muy interesante de que el usuario interactúe con la interfaz.

Algunos tipos de ratón

Los diferentes tipos de ratón se pueden dividir por su tecnología o su diseño. Atendiendo a su tecnología, existen tres que son muy frecuentes en el mercado: ratones ópticos, ratones láser y ratones inalámbricos.

Los ratones ópticos son los que han sustituido al tradicional ratón mecánico, el de la bolita de hace años. Los podemos encontrar a precios realmente asequibles y otorgan mucha precisión y comodidad en el trabajo. Pueden detectar 800 ppp (puntos por pulgada, es decir, el número de señales que envía el ratón al recorrer una pulgada).

Los ratones láser son similares a los ratones ópticos pero más precisos, pues alcanzan las 2000 ppp. Son muy aconsejables para las personas que trabajan con aplicaciones multimedia o para los aficionados al gaming.

Por último encontramos el ratón inalámbrico, que se denomina así porque no está conectado al ordenador o el dispositivo a través de cables. Estos ratones pueden funcionar con Bluetooth o con radiofrecuencia, en este último caso tienen menor alcance. No se establece como tipo de ratón en cuanto al lector, como sí sucedía en los casos anteriores, sino por su conectividad. De hecho, tanto los de lector óptico como los de láser pueden ser ratones inalámbricos.

Tipos de ratón según su diseño

Otro modo de diferenciar los ratones es según su diseño. Se trata de una diferenciación un poco artificial, pero sirve para mostrar qué función tiene cada mouse.

Los ratones de viaje o ratones portátiles son ratones de pequeñas dimensiones que se conectan a los ordenadores portátiles y son ideales para transportarlos de un lado a otro. Pueden ser inalámbricos y con cable, en ese caso, se conectan al ordenador mediante un puerto USB.

Los ratones gaming son periféricos que incluyen gran cantidad de botones y que están diseñados para jugar a videojuegos. Aunque pueden ser ópticos y láser, los ratones gaming láser tienen más prestaciones.

Por último nos encontramos con la categoría de los ratones ergonómicos, son dispositivos que cuentan con un diseño adaptado a la forma de la mano para que pueda ser utilizado durante muchas horas continuadas.

Como vemos, esta diferenciación de ratones es un poco artificial, porque los ratones gaming pueden ser a su vez inalámbricos, ergonómicos y láser, o en el caso de los ratones de viaje, que también pueden ser inalámbricos.

Precios y características de los ratones portátiles

Como ocurre con los ratones para ordenadores de mesa, existe una gran variedad de modelos y precios entre los ratones portátiles del mercado. Desde 8 euros podemos encontar modelos que habilitan para realizar las funciones básicas (botones de izquierda y derecha, desplazamiento, borón lateral para moverse arriba y abajo), pero también hay ratones de viaje que alcanzan precios superiores a los 70 euros y que ofrecen más prestaciones: superficie táctil, batería incorporada, más PPP, etc.

Dependiendo del uso que se le vaya a dar al ratón: trabajo relacionado con aplicaciones gráficas y multimedia, aficionado a los videojuegos, únicamente utilizarlo a nivel de usuario o como redactor, etc., habrá que apostar por uno u otro modelo.

Arriba