Todos los dispositivos periféricos del ordenador suelen pasar desapercibidos por muchos usuarios, incluso aquellos que trabajan diariamente durante muchas horas delante de la pantalla de un ordenador.

En el caso del ratón, optar por un modelo barato puede ser una solución pasajera, pero no es ni de lejos la mejor opción. Invertir en un buen teclado y un buen ratón son prácticas necesarias para mejorar la productividad, ya que estas herramientas son básicas en el trabajo y ayudan a prevenir lesiones futuras.

Dentro de la gran variedad de ratones existentes, los más comunes son los ratones para gaming, los ratones ergonómicos y los ratones para viajes. A su vez, estos ratones pueden ser inalámbricos, ópticos, ratones láser, etc.

La ergonomía, el factor más importante

El factor que debe ser decisivo a la hora de comprar un ratón, sobre todo si su uso va a ser frecuente, es el de la ergonomía. Los ratones ergonómicos son aquellos que están diseñados para adaptarse de manera correcta a la mano. Hay varios modelos dependiendo de cómo el usuario prefiera sostener el ratón, y si es derecho o zurdo. Los ratones ergonómicos son los que más comodidad ofrecen, pero es importante elegirlos en persona, para comprobar si las manos realmente descansan mientras se sostiene esta herramienta.

En realidad, todos los fabricantes de ratones incluyen la ergonomía como aspecto clave a la hora de producir sus modelos, pero sólo reciben la etiqueta de ergonómicos aquellos que incluyen alguna novedad o alguna característica que facilite su uso de manera cómoda.

Qué es un ratón USB

Un ratón USB es un periférico que se conecta al ordenador a través de un puerto USB. Existen ratones USB inalámbricos y otros que si tienen cables. En realidad, salvo los ratones inalámbricos que se conectan vía Bluetooth y por radiofrecuencia, la mayoría de ratones del mercado son modelos USB.

Aspectos a la hora de considerar un ratón USB

Existen varias características del funcionamiento de un ratón que deben ser tomadas en cuenta antes de decidirnos por un modelo u otro. La primera de ellas es el total de DPI o PPP, que muestra la precisión del ratón. PPP significa puntos por pulgada. En realidad sólo ha de ser tomada en cuenta en caso de que la finalidad del ratón sea jugar a videojuegos, trabajar en varios monitores o con pantallas de alta resolución, donde se aconseja un DPI por encima de 2000. En el caso de utilizar el ordenador a nivel usuario, este aspecto es más secundario.

Otro aspecto importante es si el ratón es óptico o láser. Ambas tecnologías son similares, y son los modelos que han sustituido a los antiguos ratones mecánicos de bola. Los ratones ópticos son menos precisos, pero por otra parte son más controlables.

Subir